El lenguaje corporal, herramienta fundamental dentro de procesos de intervención en comunidades

En el II encuentro de Teatro Espontáneo y Play back desarrollado en El Jobero, Cumanayagua,  Cuba, sede del Teatro de los Elementos, llamó la atención el trabajo presentado por Claudia Landavazo Rentería, bailarina mexicana, coreógrafa, docente y facilitadora de procesos grupales a través de la danza, quien además es egresada de la carrera de Letras Hispánicas de la Universidad de Sonora.

El encuentro dejó experiencias, amistades, nostalgias y un profundo deseo de volver en próximas ediciones. Esas metodologías participativas y espontáneas, vistas desde disimiles partes del mundo se fusionaron con las distintas artes, (música, plástica, danza, literatura y la proyección de audiovisuales)

 

El Colectivo de Arte Espontáneo y de participación, representado en los dos encuentros desarrollados en esta sede teatral por Claudia Landavazo, lo integra un grupo de actores, bailarines, músicos, psicólogos, antropólogos y trabajadores comunitarios, que iniciaron el desarrollo de una metodología para el trabajo grupal tomando elementos del proceso creativo de las distintas disciplinas artísticas, dando como resultado la creación y aplicación de dispositivos de intervención a través del arte para diferentes comunidades y grupos con necesidades específicas.

Se pudo percibir que en su ámbito experimental se realiza una investigación y sistematización de los componentes del arte que pueden integrarse como herramientas para el desarrollo de un trabajo grupal en distintos contextos de aplicación como pueden ser el pedagógico, el comunitario, el organizacional y el terapéutico. Y además la implementación de diferentes dispositivos de trabajo grupal surgidos de dichas investigaciones, en un trabajo conjunto y de colaboración con distintas comunidades y organizaciones sociales.

Como objetivo común de todos los participantes del encuentro fue el de propiciar acciones de transformación colectiva bajo encuadres de participación y colaboración, promoción de los derechos humanos, equidad de género y cultura de paz, potenciando las posibilidades creativas de los distintos grupos y comunidades que conforman a nuestra sociedad.

En la propia voz de esta experimentada coreógrafa mexicana conocimos  que este proceso vino a confirmar tanto su propósito de vida, como sus objetivos profesionales. Su experiencia artística adquirió una nueva dimensión enfocada al trabajo comunitario y de transformación.

Y en espera del III encuentro Internacional de Teatro Espontáneo y Play back, de nuestro país, valdría la pena crear un diálogo de nuestros especialistas e interpretes de la danza con quienes nos visiten para acentuar la importancia de estas metodologías del lenguaje corporal como una herramienta fundamental y de gran valor, tanto por su poder estético como su eficacia dentro de procesos de intervención en comunidades para las cuales la palabra puede implicar un límite restrictivo (comunidades que no hablan castellano o personas que después de un fuerte trauma emocional no se pueden expresar verbalmente, personas con capacidades diferentes). La poética del lenguaje del cuerpo resulta más accesible como medio de expresión. (Tomado de RCM)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categories